PONTE EN MIS ZAPATOS

Soy un niño como tú, con sueños, emociones, con familia, voy al colegio comparto con mis amigos realizo todas las actividades y travesuras que normalmente los niños hacen diariamente. Pero un día las cosas cambiaron, descubrieron que yo tenía cáncer. Escuchar que se tiene cáncer es realmente un shock, cada uno reacciona de manera diferente. Una niña describió “cuando mi doctor me dijo que yo tenía cáncer, yo comencé a llorar, yo pensaba! “¿Porque tenía que pasarme esto a mí?...yo estaba segura que iba a morir, yo no tenía ningún futuro, no viviría por mucho tiempo”! Pero el doctor me dijo que podría hacer mucho por mí, me pondría en tratamiento, recibiría apoyo de las enfermeras, luego ellos me dieron toda la ayuda del mundo y me sentí diferente”
Esta enfermedad inesperada tanto para los padres, como para quien la sufre produce temor, angustia, rabia, dolor, miedo, depresión, impotencia, además sentimientos muy fuertes que cambian la vida de todos los que viven cerca de quien padece cáncer.

Qué es cáncer?

El cáncer es un crecimiento incontrolado de las células malignas que poseen la capacidad de invadir, destruir y reemplazar progresivamente los órganos y tejidos.

Quiénes pueden tener cáncer?

Todos los niños de cualquier edad, sexo, religión, color, raza o condición social.

 

Qué cambios experimenta un niño con cáncer?

Cambios físicos

La caída del cabello, las cejas, las pestañas, una palidez marcada, sueño, nauseas constantes, decaimiento, en ocasiones fiebre, inapetencia y placas en la boca.
Cambios emocionales Irritabilidad, depresión, ganas de llorar, ansiedad, temor, miedo, angustia, tristeza, esperanza y ganas de vivir.

Cambios biológicos

Mi organismo sufre algunos cambios por la enfermedad y el tratamiento que recibo, en algunos casos se puede llegar a la perdida de alguno de los órganos de mi cuerpo.

Cambios sociales

No puedo visitar sitios muy concurridos, mi familia vive en constante aislamiento para protegerme de virus o bacterias, buscamos apoyo sicológico, debemos prepararnos para las reacciones negativas de las personas, hay alteración en el trabajo de mis padres, mi familia cambia su ritmo de vida para acompañarme en este proceso, a veces hay ausencia y rechazo de mis amigos y de sus padres. El hospital se convierte en mi nuevo hogar.

Cambios educativos

No puedo asistir constantemente al colegio por mi tratamiento, por lo tanto me retraso en mis tareas escolares. En ocasiones incomprensión de los docentes, compañeros y directivas de los centros educativos. Frustración y miedo por el rechazo escolar.

Qué espero de ti?

  • Que me aceptes y me trates como a cualquier otro amigo, que compartas las diferentes actividades en que yo pueda participar.
  • Que comprendas mis estados de ánimo y momentos difíciles.
  • Respeta mi estado de salud y evita comentarios imprudentes.
  • No me hagas sentir diferente, dame la oportunidad de continuar con mis actividades cotidianas en la casa, en el colegio, en las reuniones de acuerdo a mis capacidades.

Familia, amigos, colegio, comunidad en general

Este es nuestro diario vivir, luchamos contra la enfermedad para salir adelante, necesitamos una esperanza, una luz, no la apagues con tu indiferencia y rechazo. Aun con esta nueva condición de salud, seguimos siendo los mismos niños, no queremos perder nuestros amigos puesto que el cáncer no es contagioso.

Déjame vivir y acompáñame a que cada día sea mejor, no lo olvides!.

Ponte en mis zapatos y vivirás un poco de lo que yo vivo. Yo estaré ahí con mi mano tendida, esperando la tuya, porque la necesito y así caminar contigo.

RECUERDA…SOY UN NIÑO COMO TÚ!!